Concursos de cocina que ponen a prueba la creatividad

Image result for Concursos de cocina que ponen a prueba la creatividadLos concursos de cocina han revolucionado la televisión, aprovechando el formato de “Reality show” muchos productores han creado programas muy exitosos. De ellos han salido grandes talentos que posteriormente – aprovechando la fama y los premios recibidos – han podido abrir sus propios restaurantes, escribir libros de cocina e incluso tener su propio programa de cocina en un prestigioso canal gourmet.

Muchos de estos cocineros tienen fanáticos en las redes sociales y cuentan con muchos seguidores en Latinoamérica, en su mayoría, jóvenes y niños. El éxito de este formato de concursos ha logrado que muchos de estos niños quieran cocinar o estudiar gastronomía cuando sean grandes.

Ellos observan atentos cada detalle de las recetas que ven en los programas que se transmiten por los sitios web de los canales gastronómicos. Se reúnen para cocinar en casa de los amigos y a recrear algunas recetas sencillas. Bajo la supervisión de algún mayor se animan a más, quizás a hornear algún pastel o decorar magdalenas como hace en la TV su chef pastelero favorito:

Jorge Maíz el preferido de los chicos

Jorge tuvo la oportunidad de participar en un concurso de pastelería que consistía en crear un pastel especial y atractivo en cada capítulo. Quince concursantes participaron y cada día tenían un proyecto distinto. Él se destacó a lo largo del programa realizando pasteles de gran tamaño y espectaculares. Incluso ganó el desafío de crear una torta con forma de máquina tragamonedas, idea tal vez sacada de Gaming Club App en donde hay muchos diseños a escoger.

Ese día, los pasteleros realizaron cada uno su propia versión de la máquina de juegos. esta debía medir 1 metro 50 centímetros ¡casi el tamaño de una de las participantes! Jorge se impuso, tras realizar la máquina más real, ya que tenía luces.

Jorge Maíz no ganó ese reality pero actualmente conduce uno de los programas de pastelería más vistos por el canal web. Y sus fanáticos son niños, los futuros cocineros.